JBavaro Banner 728x90

Empresa Metro atribuye a presiones medida del Gobierno de suspender sus operaciones

Escrito por Julio González jgonzalez@editorabavaro.com.

Desde la empresa transportista, una fuente asegura que las demás compañías no usan las impresoras fiscales

Verón. El pasado lunes, la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) procedió a la clausura de la empresa de transporte Metro Tours, tanto en Santo Domingo como en Bávaro y otras localidades por presuntos incumplimientos de sus deberes fiscales.

Una fuente vinculada a la empresa transportista, que pidió el resguardo de su identidad, explicó a BávarNews que el cierre por parte del ente tributario obedece a una medida de “presión”, puesto que se les exigió la colocación de impresoras fiscales que, a su juicio, ninguna otra compañía de transporte utiliza.

Asimismo, refirió que luego del proceso de inspección que realizó la DGII, se determinó que debían colocar las impresoras, lo cual los representantes de la empresa aceptaron y aun así fueron clausurados.

“No la necesitamos, ya que en transporte no se paga impuestos. Esas impresoras fiscales las tienen empresas como Aptpra, Caribe y Conatra, pero no las usan. Aceptamos esto por solicitud de ellos (DGII), sin ningún problema”, expresó el informante. Indicó que no tienen una fecha establecida para reiniciar sus operaciones, puesto que la sanción por el momento es por tiempo indefinido. Dijo que el equipo legal de la empresa Metro Tours está trabajando para lograr levantar la medida lo más pronto posible.

La DGII determinó que la compañía transportista infringió los artículos 50, 253 y 254 de la Ley11-92 del Código Tributario de la República Dominicana. El cierre abarcó también las oficinas de Bávaro de dicha empresa, según confirmó una fuente a BávaroNews.

El artículo 50 de la Ley 11-92 dice que los contribuyentes, responsables y terceros están obligados a facilitar las tareas de determinación, fiscalización, investigación y cobranza que realice la Administración Tributaria y en especial a cumplir los deberes formales que son señalados por la DGII y que son 13.

Mientras que el 253 establece que “toda acción u omisión tendente a impedir u obstaculizar la determinación de la obligación y tributaria o el control y fiscalización de los tributos por parte de la Administración Tributaria constituye una violación a los deberes formales”.