JBavaro Banner 728x90

Licitaciones de Junta Municipal no agotan los medios legales y dejan dudas de transparencia

Escrito por Julio González jgonzalez@editorabavaro.com.

La Junta de Vocales estaría investigando la presunta incongruencia en los montos previstos para la compra de los camiones compactadores.

Verón. Un procedimiento de licitación pública se define como un proceso de adquisición regulado por la legislación de compras para las instituciones del Estado, mediante el cual se invita, de manera amplia y abierta, a participar en la obtención de un bien, servicio o contratación de una obra, de características específicas necesarias para el buen funcionamiento de los entes estatales, tanto centralizados como descentralizados.

Miguel Carpio, presidente de la Junta de Vocales de Verón-Punta CanaActualmente, en el Distrito Verón-Punta Cana se desarrolla un conjunto de obras de gran envergadura para la municipalidad, así como de compras de equipos y contratación de servicios, que no están del todo claros en aspectos referentes a los procesos de publicación, selección de oferentes y las instancias que debe agotar, como la propia Junta de Vocales, que constituye un órgano fundamental para el ejercicio de acciones de control de la gestión distrital.

En días recientes, la Junta Municipal procedió a la compra de unos cinco camiones compactadores de basura, por 16 millones 243 mil pesos, pero públicamente se desconoce cómo se efectúo el proceso de licitación. La institución hizo el llamado correspondiente a las empresas interesadas en participar, a través de medios de comunicación impresos de circulación nacional, pero de ahí no se sabe más nada de las compañías que participaron, la evaluación de sus ofertas y selección.

A tal punto, que el propio director municipal, Ramón Ramírez y los miembros de la Junta de Vocales, cuando son abordados sobre el tema, desconocen con exactitud el nombre de la empresa que vendió estos equipos a la Junta Distrital, así como las organizaciones que presentaron sus propuestas, a pesar que aseguran que este proceso se desarrolló con la debida “transparencia”, cumpliendo lo dispuesto en la Ley 340-06 sobre Compras y Contrataciones de Bienes, Servicios, Obras y Concesiones.

Igualmente, Ramírez realizó un viaje a Nueva York, donde fue “contactado” por una empresa norteamericana de nombre Solar Outdoor Media, especializada en paneles solares y dispositivos de desechos sólidos, que instalará unos 500 zafacones, en diversos puntos de Verón-Punta Cana, con servicio de wifi gratis y hasta la posibilidad de que los usuarios carguen su teléfono celular mediante puertos USB.

La Junta Municipal y esta empresa, a través de este contacto, lograron firmar un acuerdo en el que la compañía se compromete a instalar los zafacones, retirar y dar mantenimiento a los desechos depositados en el dispositivo, mientras que Solar Outdoor Media podrá hacer promociones en la demarcación turística.

Según la autoridad distrital, este acuerdo traerá “bastantes beneficios” para la municipalidad, en virtud de que se ganará un porcentaje de la publicidad colocada, y la Junta Municipal puede publicar avisos y recomendaciones, mientras que la empresa se compromete a otorgar las fundas gratuitamente, y pagar hasta 10 dólares a la Junta Distrital por cada contenedor de basura que se recoja.

INCOSISTENCIAS

Carlos Pimentel, director de Participación Ciudadana Capitulo Transparencia Internacional para RD.Pero muchos de los procesos administrativos que efectúa la Junta Municipal no son debidamente informados, discutidos y aprobados por los vocales de Verón-Punta Cana, puesto que estos siempre aluden a no tener conocimientos de algunas de las acciones que las autoridades distritales deben tramitar ante instancia contralora de la gestión vinculada a la municipalidad.

El presidente de la Junta de Vocales de la demarcación turística, Miguel Carpio, destacó que en lo que concierne a la adquisición de los cinco camiones compactadores de basura, se desarrolló mediante una licitación, pero que el procedimiento no es del todo correcto.

“Hemos detectado una irregularidad con el monto de la compra de estos equipos, ya que fueron adquiridos según la licitación por un valor de 16 millones 243 mil pesos, mientras que el valor establecido en el presupuesto de este año, específicamente en el capítulo de Inversión, es de 15 millones de pesos, es decir, ha habido un excedente que nosotros como concejo no tenemos conocimiento”, sostuvo Carpio.

Dijo que el director municipal no presentó la solicitud de autorización por ese monto, para lo cual formalizaron la petición a la Dirección General de Contrataciones Públicas, a los fines de obtener detalles exhaustivos del proceso de licitación de los camiones.

El vocal afirmó que todo este tema, en su gran mayoría, fue manejado por el Departamento de Compras, el cual se encargó de la selección de las compañías y la Junta de Vocales solo tramitó la autorización de la licitación.

“En este caso, nosotros no somos los que entregamos la licitación, sino el Departamento de Compras. Entonces, esta instancia, que forma parte de la Junta Municipal, es la encargada de seleccionar la empresa. Nosotros somos los que autorizamos los fondos. En el capítulo de Inversión se tenía previsto la compra de cinco camiones compactadores por un valor de 15 millones”, manifestó.

El titular de la Junta de Vocales expresó que confían en que la dirección municipal envíe la información correspondiente para dejar claro lo respectivo al valor. Además, solicitan explicación si la adquisición de los equipos fue bajo financiamiento porque eso también debe ser autorizado por los vocales.

La compra de los camiones fue autorizada con fondos propios de la Junta Distrital, para lo cual los vocales solicitaron una certificación de la disponibilidad del dinero al Banco de Reservas. “En este caso, un monto de 15 millones de pesos estaría siendo financiado por la compañía vendedora para hacerle pagaré y eso conlleva que hay que pagar intereses”, señaló.

Carpio acotó que en relación a anteriores licitaciones, solo han tenido conocimiento de algunos procesos y han solicitado a Contrataciones Públicas información de algunos procedimientos; así como a la propia Junta Municipal, donde están pendientes varios requerimientos y otros en estatus de trámites como el desembolso de asfaltado.

Para la firma de acuerdo con empresas internacionales, la Junta Municipal debió contar con la autorización de los vocales.

CANALES REGULARES

Según la organización Participación Ciudadana, Capitulo Transparencia Internacional para República Dominicana, el paso inicial que debe dar un gobierno municipal es la publicación de los procesos de contratación en los medios de comunicación social, lo que garantiza principios como la igualdad y la libre competencia entre los oferentes participantes.

El director de esta organización, Carlos Pimentel, precisó que las juntas municipales tienen que cumplir a cabalidad con lo dispuesto en la Ley 340-06, que incluso prevé sanciones si el proceso de licitación no se hizo de la manera correcta.

En cuanto a la firma de acuerdo para la instalación de zafacones “inteligentes” suscrito entre la Junta Municipal y una empresa norteamericana, sostuvo que un director distrital carece de facultades para celebrar este tipo de convenios que comprometen a la demarcación turística y la institucionalidad y por tanto cualquier acción de esa naturaleza debe tener el conocimiento y aprobación de la Junta de Vocales.

“Es la instancia que autoriza a firmar acuerdos en nombre y en representación de la institución. Este acuerdo de cooperación debe tener claro en que consiste y de que se trata y por más razón tiene que pasar por los vocales, pareciera ser que en este acuerdo existe una concesión y contratación de servicio, lo cual también la Ley 340 establece los mecanismos para esto”, enfatizó Pimentel.

A su juicio, igualmente para este proceso se debió aplicarse un pliego de condiciones y proceso de competencia, porque es posible que existan otras empresas que puedan prestar este tipo de servicios y participar en este tipo de acuerdos hasta con más cantidad de zafacones y otras modalidades.

El presidente de la Junta de Vocales expresó que para la firma de este acuerdo no fueron consultados.