JBavaro Banner 728x90

Cuestionan manejo de Turismo ante fraude con licencias falsas para la construcción

Escrito por Rossanna Figueroa rfigueroa@editorabavaro.com.

Empresario dice es “atentado a la inversión” manejo de Turismo al caso de licencias falsas

Verón. El propietario de una de las plazas afectadas por recibir una licencia falsa de construcción, calificó como un atentado a la inversión privada y a la estabilidad jurídica el manejo que han dado las autoridades del Ministerio de Turismo a esta situación, quienes a su juicio se han “lavado las manos” en el manejo de los empleados de esa dependencia que estuvieron involucrados en ese caso.

Fernando Núñez Ávila, propietario de la Plaza Don Fernando, ubicada en la avenida BarcelóAsimismo, Fernando Núñez Ávila llamó al Ministerio de Obras Públicas a realizar un inventario de obras en construcción en la zona turística y en el país, para que con exactitud pueda detectar las posibles licencias falsas gestionadas por Eliezer Luzón, quien cumple tres meses de prisión como medida de coerción.

Deplora las declaraciones ofrecidas por el viceministro de Turismo para la región Este, por el director de Turismo de Bávaro y por la directora del Departamento de Planificación y Proyectos (DPP), Mairení Castillo, Ruddy Pérez y Maribel Villalona, respectivamente, en torno al estatus laboral de Camilo Pérez Pereira y la fecha de salida de ese ministerio de Carlos Alvarado Melo.

“Referente a la declaración de las autoridades del Ministerio de Turismo en la zona, de que Carlos Alvarado no labora en el ministerio desde hace 6 meses, puede ser real, pero nuestro caso fue en octubre 2016, y para alrededor de esa fecha nos reunimos con él en la oficina de Turismo en Amstar, lo cual indica que al momento de ocurrir los hechos era funcionario del Ministerio de Turismo. El inició a trabajar con nuestro proyecto alrededor de mayo 2016”, indica.

Empresario dice es “atentado a la inversión” manejo de Turismo al caso de licencias falsas

Núñez Ávila consideró que las más altas instancias de Turismo deben poner atención a este caso, por considerar que no sólo su obra podría haber sido afectada con la gestión y emisión de una licencia falta de construcción.

Y citó como ejemplo el siguiente texto, que dice que se trató de un intercambio telefónico con Alvarado Melo: “Tramitamos licencia con el ingeniero Luzón desde alrededor del 2013. No es la única que él nos hizo. Él nos hizo otras dos. Pero una de estas es un proyecto construido desde hace mucho y el otro culminó su proceso hasta la ley de condóminos. Lo que sí podemos estar seguro es que es la última que nos hace (sic)… tramito licencias desde el 2002 y no había tenido en mi equipo a nadie con un proceder así. Camilo y yo hemos tramitado en dos años más licencias que las que se tramitaron en los últimos 6 años en Turismo. Y todo por el librito”.

“A este asunto hay que ponerle mucha atención, habría que ver cuántas personas más han sido afectada por casos similares, este es un atentado a la inversión y a la seguridad jurídica, pues cuántas personas más han pasado por situaciones similares y se han quedado calladas”, precisó Núñez Ávila.

Frente a este caso, dice que  “lo menos que debe hacer el Ministerio de Obras Publicas y Comunicaciones es hacer un inventario en la zona, y tal vez en el país, para determinar las posibles licencias falsas que se han emitido, pues la información con que contamos es que hay funcionarios de estos que estuvieron involucrados en la emisión en casos similares y están huyendo fuera del país”.