JBavaro Banner 728x90

Estafas en permiso de construcción lleva a la justicia empleados Obras Públicas y Turismo

Escrito por Rossanna Figueroa rfigueroa@editorabavaro.com.

Alejandro VargasVerón. El Departamento de Investigaciones de Falsificaciones (DIF) de la Procuraduría Fiscal del Distrito Nacional sometió a la justicia a dos empleados de la Dirección de Turismo de Bávaro y a otro de la Oficina Central de Tramitación de Planos del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), acusados de actuar en complicidad en la emisión de licencias ilegales para construcción de obras de infraestructuras en el Distrito Municipal Verón-Punta Cana.

Los detenidos son Camilo Adolfo Pérez Pereira y Carlos Alberto Alvarado Melo, del Ministerio de Turismo (Mitur) en Bávaro, y Eliezer Martínez Adrián o Eliezer Luzón, del MOPC en Santo Domingo.

Según la denuncia sustentada por el señor Fernando Núñez Ávila, propietario de la Plaza Don Fernando, en su declaración testimonial al DIF, y a la que tuvo acceso BávaroNews, este inversionista pagó unos RD$500 mil a Pérez Pereira y a Alvarado Melo, para la agilización de los permisos en el Mitur y el MOPC.

Una investigación realizada al respecto determinó que la licencia expedida en nombre del MOPC resultó ser ilegal, porque fue evacuada incluso con la falsificación de la firma de la titular de Oficina Central de Tramitación de Planos del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones, la arquitecta Ana María Terrero.

De acuerdo a la investigación realizada por este medio de comunicación, el señor Fernando Núñez Ávila, propietario de la Plaza Don Fernando, pagó a Camilo Pérez y a Carlos Alberto Alvarado la suma de RD$105 mil, por la licencia que otorgó el Ministerio de Turismo.

Posteriormente, Pérez Pereira y Alvarado Melo habrían remitido al señor Núñez Ávila al Ministerio de Obras Públicas, específicamente adonde el ingeniero Eliezer Martínez o Eliezer Luzón, a quien pagó RD$400 mil para obtener la licencia que con fines de construcción exige esa dependencia estatal. Es cuando recibe el permiso fraudulento, con el número 809985.

La noche del pasado martes, la Oficina de Atención Permanente del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva, en la capital, impuso tres meses de prisión preventiva contra Luzón, tras hallarle indicios suficientes de culpabilidad en la emisión de licencias de construcción falsas. Stanly Hernández, abogado de Obras Públicas, dijo que se siente conforme con esta medida y que espera que en lo adelante la justicia juegue su rol.

A Pérez Pereira y Alvarado Melo el juez Alejandro Vargas le impuso presentación periódica. Los imputados tenían varios días detenidos en una acción ejecutada por el procurador fiscal del Distrito Nacional y director del Departamento de Investigaciones de Falsificaciones de la Procuraduría General de la República, Juan Antonio Mateo Ciprián. Este medio supo que además de la Plaza Don Fernando, otras obras de construcción fueron estafadas con licencias falsas a nombre del Ministerio de Obras Públicas. Entre estas obras figura una nueva plaza abierta recientemente en Friusa, en la avenida Boulevard Turístico.

Licencia falsa que le fue emitida.

PLAZA DON FERNANDO

Esta plaza es una de las tantas obras que se levantan en la zona turística. Al concluir la construcción, poseerá unos 2,500 metros correspondientes a locales comerciales, y 5,600 metros de estructura para logística.

Ese proyecto inició en 2016 con la solicitud de los permisos que deben otorgar la Junta Municipal de Verón-Punta Cana, la Alcaldía Municipal de Higüey y el Ministerio de Medio Ambiente, lo que fue gestionado por el propietario sin tener que acudir a intermediarios.

Sin embargo, a la hora de solicitar las licencias que deben otorgar los ministerios de Turismo y de Obras Públicas, recibió apoyo de terceros: la de Turismo contaba con el carácter de legalidad que ameritaba la obra. Sin embargo, la de Obras Públicas era un legajo de ilegalidad, por lo que a la primera visita de inspección que recibió la obra, fue paralizada de inmediato.

Así transcurrieron nueve meses, hasta que pudo obtener el documento legal. Como a Fernando Núñez Ávila, un empresario de capital nacional que decidió sembrar su inversión en Verón-Punta Cana, también les ha ocurrido a otros inversionistas.

La trama revela una millonaria mafia que supuestamente operaba el ingeniero Eliezer Martínez y/o Eliezer Luzón, quien trabaja en el Departamento de Tramitación de Planos del Ministerio de Obras Públicas.

Documentos obtenidos por BávaroNews revelan que Núñez Ávila pagó más de RD$500 mil para obtener ambas licencias. Sus contactos en la zona eran Camilo Adolfo Pérez y Carlos Alberto Alvarado, ambos empleados del Ministerio de Turismo, y en Obras Públicas, el ingeniero Eliezer Martínez Adrián o Eliezer Luzón.

La emisión de la falsa licencia de construcción timbrada con el nombre institucional de Obras Públicas, marcada con el numeral 80985, llevó a la paralización de la obra por alrededor de nueve meses. Este documento aparece con el número de solicitud 102083.

LA INVESTIGACIÓN 

Cuando se produce la paralización de la obra, autorizada por el ingeniero Benito Pillier, inspector del Ministerio de Obras Públicas, es cuando Ávila entra en razón de que la licencia que le fue otorgada era falsa.

Es por eso que el inversionista decide investigar qué estaba ocurriendo. Solicitó entonces información al respecto, vía comunicación dirigida a la arquitecta Ana María Terrero, directora de la Oficina Central de Tramitación de Planos del Ministerio de Obras Públicas.

La respuesta de Terrero confirmó sus sospechas de que había sido timado: “Certificamos que en los archivos de esta Dirección Central de Tramitación de Planos no existe registrado el número de licencia de construcción 80985”.

Y dice más: “Certificamos que las firmas estampadas del Director General de Edificaciones y Encargada de la Oficina de Tramitación de Planos en la copia de licencia suministrada no son legítimas”.

Uno de los documentos a los tuvo acceso BávaroNews revela datos interesantes, que son parte de la declaración tomada al señor Fernando Núñez Ávila por el Departamento de Investigaciones de Falsificaciones de la Procuraduría Fiscal del Distrito Nacional, el 1 de marzo de 2018.

Conforme el documento obtenido por este semanario, Núñez Ávila señala que en fecha 10 de junio de 2016, a través de su cuenta de correo electrónico (sic…), “el arquitecto Carlos Alberto Alvarado Melo me envió una propuesta económica, la cual formuló conjuntamente con Camilo Adolfo Pérez Pereira, mediante la cual me cotizó el monto de RD$123,000.00 por concepto de honorarios correspondientes al servicio de: A) Obtención del certificado de no objeción por ante el Ministerio de Turismo; B) Adecuación de Planos para cumplir con normativas del Ministerio de Turismo; C) Memoria Sanitaria; y D) Carpeta de expediente y tramitación que este proceso se hizo y completó satisfactoriamente, con la obtención el 19 de julio del 016, del expediente No. 2016-0132, bajo el expediente No. 1266, a nombre de Inversiones Ávila Núñez, SRL., cuyo proceso culminó en fecha 31 de agosto 2016, con registro en el DPP-0721-16. Posteriormente, la licencia del Ministerio de Turismo fue obtenida satisfactoriamente, no así la parte relativa al Ministerio de Obras Públicas, lo cual explicamos a continuación”.

Añade, además, “que el día 3 de octubre de 2016, el señor Camilo Adolfo Pérez Pereira, desde su mencionada cuenta de correo electrónico, me reenvió la propuesta redactada por su cómplice arquitecto Carlos Alberto Alvarado Melo, mediante la cual me propusieron que a cambio del pago de honorarios ascendentes a la suma de RD$400,000.00, le iban a gestionar los siguientes, la gestión de licencia de construcción y sellado de planos ante el Ministerio de Obras Públicas del proyecto Plaza Don Fernando, así como: 1) El depósito del proyecto; 2) Envío de fotos mostrando el sellado de planos y la emisión de la licencia de construcción; y 3) Entrega físicamente de planos originales sellados y licencia de construcción.  Esas gestiones debieron ser realizadas ante el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC)”.

Comunicación emitida por la arquitecta Ana María Terrero, directora de la Oficina Central de Tramitación de Planos del Ministerio de Obras Públicas, en la que las firmas estampadas en la licencia 80985 no son legítimas

Indica que dichos montos fueron pagados mediante la manera: A) Cheque No. 1306, del día 6 de octubre de 2016, a favor del señor Camilo Adolfo Pérez Pereira, por la suma de RD$100,000.00, por concepto de gestión de Licencia del Ministerio de Obras Públicas, emitido por la compañía NC Top Notch Group SRL., desde su cuenta No. 778771444, abierta en el Banco Popular Dominicano. “Y conforme se verifica en el reverso del cheque, fue cobrado por ventanilla el día 7 de octubre de 2016, endosado con su cédula, la cual, según investigación oficiosa que hemos realizado, dicho número corresponde al señor Camilo Adolfo Pérez Pereira y B) Cheque No. 1308, del día 10 de octubre de 2016, a favor del señor Camilo Adolfo Pérez Pereira, la suma de RD$300,000.00, por concepto de tramitación planos de Obras Públicas, emitido por la compañía NC Top Notch Group SRL., desde su cuenta No. 778771444, abierta en el Banco Popular Dominicano, y conforme se verifica en el reverso del cheque, fue cobrado por ventanilla el día 12 de octubre de 2016, endosado con su cédula, la cual según investigación oficiosa que hemos realizado, dicho número corresponde al señor Camilo Adolfo Pérez Pereira (conforme sus instrucciones, este cheque fue enviado vía el servicio de Metropack por el señor Fernando Núñez Ávila, al señor Camilo Pérez, el día 11 de octubre, a la 1:30 p.m., a la ciudad de Bávaro, con atención al señor Camilo Pérez, mediante la factura No. FT01-072954”.

El documento afirma que “que dicha propuesta de gestión profesional fue aceptada por nosotros y recibimos una llamada telefónica del señor Ing. Camilo Adolfo Pérez Pereira, en la cual me comunicó que los planos de construcción ya estaban listos para ser retirados en el Ministerio de Turismo y que los mismos debían ser entregados al Ing. Eliezer Martínez Adrián, pero más adelante rectificó que el nombre correcto es Ing. Eliezer Luzón, y que para ello debía contactarlo en el número telefónico (sic). Al llamarlo a ese número, le cité para que compareciera al Ministerio de Obras Públicas, ubicado en este Distrito Nacional, y en el área de recepción le hizo entrega de esos planos”.