JBavaro Banner 728x90

Jefe policial y el ex fiscal de Verón- Punta Cana “bailan” en escándalo de corrupción

Escrito por REDACCIÓN BÁVARONEWS.

Verón. Un nuevo escándalo de corrupción ha surgido en los últimos días, tanto en las redes sociales como en la zona turística, en el que se involucra al ex fiscal de Bávaro y Verón, Juan Carlos Monegro, y al comandante del Destacamento de la Policía Nacional de Verón-Punta Cana, coronel Carlos Martínez, entre otras personalidades de la vida pública de este Distrito Turístico.

Esta vez, la situación engorrosa en la que se vincula a estas autoridades tiene como principal protagonista al señor Deepak Persaud, de nacionalidad estadounidense, propietario del establecimiento de diversión nocturna Rum Jungle Drink.

Este hombre ha utilizado su cuenta de Instagram @rumjungle-dr, para denunciar que el coronel Martínez y el fiscal Monegro le habrían pedido una fuerte suma de dinero para extender el permiso de horario de dicho negocio, que actualmente no está funcionando y cuyas instalaciones están ubicadas en la avenida Barceló de esta localidad.

Persaud publicó incluso una foto del coronel Martínez, acompañado de un mensaje en el que lo acusa de haber acudido a su discoteca, diez minutos antes de terminar las labores de ese día, acompañado de tres camiones cargados de policías armados.

“No he cometido un asesinato como para poner a mis clientes fuera del club, porque no les pago a tiempo. Me avergonzó delante de mis clientes y me hizo sentir como un criminal. Este hombre es lo peor de lo peor, y no tiene más nada que hacer que venir a intimidar a gente inocente por 8 mil pesos semanales”, dijo Persaud.

Este extranjero se refiere a que supuestamente el alto oficial policial acudía regularmente a su negocio a buscar el pago que le permitía seguir operando. Sin embargo, asegura que realizó los trámites correspondientes para la obtención de ese permiso, y lo presentó ante el coronel Carlos Martínez, quien presuntamente le expresó que esta autorización carece de validez y que por tanto podía proceder al cierre del local.

Presuntos mensajes del coronel Martínez a PersaudRespecto al pago, Persaud mostró en su cuenta de Instagram una imagen del permiso certificado por el Ministerio de Interior y Policía, que es la entidad estatal responsable de autorizar y regular las operaciones de los centros de diversión.

En relación al fiscal Juan Carlos Monegro, el dueño del establecimiento de Rum Jungle Drink lo acusó de haberse quedado con unos 17 mil dólares, de unos 20 mil dólares que pagó como indemnización, luego de ser requerido por esta autoridad para dar cuentas de una discusión que tuvo un empleado suyo con otra persona, quien resultó herida en un brazo de un botellazo.

“El fiscal sabía que mi trabajador no tenía dinero y por eso vinieron a buscarme a mí. Mintieron y dijeron que yo estaba involucrado, y que por tanto necesitaba pagar 20 mil dólares para poder desvincularme”, afirmó Persaud.

El propietario de la discoteca asegura que el hombre que lo demandó por la herida en el brazo, identificado con el nombre de Danny José Sosa García, sólo obtuvo 3 mil dólares de los 20 mil, dejando entrever que las autoridades lograron quedarse con los 17 mil dólares restantes.

Según las versiones de este señor, el fiscal, su abogado y el propio abogado defensor de Monegro compartieron entre ellos el dinero. “El tipo que fue cortado me lo confesó todo, y dijo que lo presionaron para que dijera que yo era el que hizo daño, e incluso mi abogado le dijo que lo hiciera o si no lo pondrá en problemas”, agregó Persaud.

En sus denuncias, este extranjero también hace mención del abogado Eloy Bello, a quien señaló como quien defendía sus intereses legalmente. Dijo que sin su autorización Bello tomó su pasaporte e hizo una copia para que el fiscal Monegro actuara en su contra. Asegura que Bello insistió en que debía acudir al Destacamento de la Policía Nacional en Verón-Punta Cana, advirtiéndole que de no ir podía ser apresado, como una forma de obligarlo a efectuar el pago.

En este sentido, relató que le dieron un plazo de una hora para pagar los 20 mil dólares, y que no lo dejaron ir hasta tanto procediera al desembolso de ese dinero. “Confié en este hombre y resulta que me apuñaló la espalda”, sostuvo Persaud.

DESMIENTEN

Tanto el fiscal Juan Carlos Monegro, quien actualmente se desempeña en estas mismas funciones en Bayahibe, el coronel Carlos Martínez y el abogado Eloy Bello desmintieron los señalamientos de Deepak Persaud, dueño del establecimiento Rum Jungle Drink. Los tres coincidieron en que demandarán a este extranjero por supuesta difamación en su contra.

Monegro aseveró que introdujo una demanda judicial en contra de Persaud, y dijo que sus acusaciones son una gran mentira, razón por la cual acudió a la justicia para que sea procesado por el delito de difamación.

“Existe una declaración jurada de la víctima (Danny Sosa), donde dice que nunca ha hablado con ese señor. Estoy actuando conforme dicta el Derecho para estos casos”, señaló el representante del Ministerio Público.

En esa Declaración Jurada de Testimonio aludida por Monegro, el señor Sosa aclara que, “libre y voluntariamente y bajo juramento, con motivo de la difamación en contra de Monegro, (el fiscal) no tiene contacto física y verbalmente con Persaud, a quien acusa de agresión y persecución”.

Deepak Persaud, propietario del establecimiento Rum Jungle Drink.En tanto que el coronel Carlos Martínez manifestó que apenas haga presencia en esta zona turística, el señor Deepak Persaud responderá ante los tribunales, ya que emitió una querella en su contra. “Esas son difamaciones de él, y por tanto desconozco el objetivo de eso. Pero va a tener que probar todo eso que dijo en contra de mí. Yo nunca he ido a su negocio, y mucho menos con el fiscal Monegro”, destacó Martínez.

Sin embargo, reconoció que sí le cerró el establecimiento por operar fuera del horario autorizado, y que lo hizo en cumplimiento de su deber como agente policial. “Él me enseñó que tiene un permiso de una extensión de horario de una hora, pero ese día el horario era hasta las 12:00 de la noche, y resulta que a las 2:00 de la madrugada permanecía abierto, teniendo casi una hora de exceso y por eso lo cerré como quiera”, indicó Martínez.

El comandante del Destacamento de la Policía Nacional de Verón-Punta Cana enfatizó no importarle las molestias que pueda ocasionar el trabajo que realiza, porque actúa en cumplimiento de su deber. Igualmente, aseguró nunca haber tenido contacto vía telefónica ni por las redes sociales con Persaud, por lo que desconoce su paradero.

“Estas acusaciones son falsas, ya que estoy seguro de lo que yo hago. Soy una persona transparente y trabajo apegado a la ley. Ese permiso que él obtuvo, igual tiene un límite de horario y eso está bien claro”, expresó Martínez. Se recuerda que hace poco Martínez fue también involucrado en otro escándalo por una sargento policial bajo su mando, quien acusó de corrupto a ese cuerpo del orden.

Abogado Eloy BelloEste serio señalamiento lo hizo la ex agente Estefaní Lucia López Cruz (La Rusa), quien tras ser denunciada como extorsionadora por algunos ciudadanos dijo que se iba de la Policía porque los principales corruptos son sus jefes.

Mientras que el abogado Eloy Bello se negó a profundizar el tema, por considerar que como jurista aclarará esta situación en la justicia, y no en los medios de comunicación social. No obstante, manifestó que las acusaciones en su contra deben ser sustentadas con pruebas contundentes presentadas ante los tribunales, quienes son los que establecen justicia.

“Yo no puedo decir que alguien es ladrón sin las pruebas correspondientes, porque eso no es correcto; debo tener pruebas y presentarlas ante los tribunales”, precisó Bello. Agregó que en su debido momento Persaud aclarará en los órganos de justicia todas y cada una de las acusaciones hechas en su contra.