JBavaro Banner 728x90

Más de 600 estudiantes reciben docencia sin energía eléctrica

Escrito por Fausto Adames Fadames@editorabavaro.com.

El liceo Matías Ramón Mella fue inaugurado por el presidente Danilo Medina, en julio del 2015, y es considerado como uno de los centros de educación media más completos de la provincia

Verón. Desde que inició la enseñanza en el nuevo Liceo Matías Ramón Mella, en pleno Siglo XXI más de 600 estudiantes continúan recibiendo docencia sin energía eléctrica, por lo que estos alumnos no pueden tener acceso a clases de informática y a otros dispositivos electrónicos que refuercen sus estudios.

Aquí, en el corazón de Verón, los estudiantes que asisten a este liceo no tienen acceso al uso de computadoras ni a internet, como tampoco pueden tener clases de laboratorio, acceso a videos y ni siquiera pueden realizar actividades curriculares con micrófonos. Y lo más grave del caso es que no pueden tener una buena higiene, porque la bomba de agua no puede bombear los baños. Miriam Pérez Rodríguez, directora del liceo, reveló que “el problema principal que presenta dicho centro educativo, y nuestra gran necesidad sigue siendo la electricidad, porque el Consorcio Energético Punta Cana-Macao (CEPM) aún no nos conecta la energía”.

Sobre este problema, el Bávaro- News se comunicó con la oficina de Relaciones Públicas de CEPM, que informó que estudiarán el caso para dar una respuesta sobre el problema lo más pronto posible.

Pérez Rodríguez se quejó de que a más de cinco meses de haberse iniciado la docencia en el centro “aún no hemos podido lograr que CEPM nos conecte la electricidad”.

Informó que por esta situación en el liceo no se están impartiendo clases de informática, como tampoco se puede usar el laboratorio, además de que no consiguen utilizar recursos tecnológicos que deben de emplearse en las clases para facilitar la enseñanza, como pasar videos y otros materiales educativos audiovisuales.

Indicó que sin los recursos tecnológicos las actividades extracurriculares también se han visto afectadas. “Cada vez que tenemos una actividad los vecinos nos tienen que prestar una extensión, o la hacemos sin nada, porque ni siquiera podemos usar micrófonos”, señaló Pérez Rodríguez.

“Esto resulta bien caótico, porque con tantos estudiantes y sin un micrófono, hasta el acto del izamiento de la bandera resulta difícil, porque todos los días queremos brindar informaciones importantes a los estudiantes, pero tenemos que ir informándoles curso por curso para que escuchen bien”, dijo.

La directora se quejó de que “aunque los estudiantes hagan silencio, son tantos, que muchos no pueden oír los mensajes que queremos proporcionarles”. Pérez Rodríguez indicó que esta situación afecta de una manera considerable las actividades indispensables del liceo.

CAUSAS DEL PROBLEMA

Sobre las causas de la negativa de CEPM de conectar la energía, la directora respondió: “No sé exactamente lo que ha pasado. Al parecer hay un problema de comunicación entre el Ministerio de Educación (Minerd) y CEPM, que no se logran entender sobre este particular”.

La directora afirmó que estuvo por la oficina de CEPM, y la persona encargada del programa de donaciones de la energía a las escuelas le dijo que lo único que se necesitaba era llevar por escrito una solicitud y llenar un contrato, y así se hizo.

“Pero luego me llamó, notificándome que necesitaba la firma del director del Distrito, o de alguien que firmara por parte del Minerd, que obviamente no fuera yo. Entonces le comuniqué este pedido al director y no sé lo que ha pasado de ahí en adelante”, explicó.

La directora del centro dijo que evidentemente no han llegado a un acuerdo, porque el Ministerio de Educación es la entidad que debe darle seguimiento al tema. “De ahí en adelante, no sé qué ha pasado, y no le puedo decir a ciencia cierta cuál es el conflicto”, precisó.

Advirtió que “en estos momentos no tenemos energía eléctrica y no podemos prender ningún equipo, ni siquiera para lo más importante, que es el bombeo del agua para limpiar el centro y lavar los baños”.

Se quejó de que los conserjes ya no aguantan el dolor en los brazos, de tanto cargar cubetas de agua, por lo que esta es una situación muy difícil. “He estado pensando que si CEPM nos lo permite podríamos sacar un contrato prepago, y hasta con una actividad entre los padres podríamos pagar mensualmente con esa ayuda, y poner electricidad cada vez que se nos acabe”, sugirió.

La directora pidió tanto a CEPM como a las autoridades del Ministerio de Educación, que hagan todo lo posible por resolver este problema, y que piensen en todos esos estudiantes que necesitan sus clases de informática. “También que piensen en los maestros, que necesitan la energía eléctrica para todas las actividades escolares, empezando desde el agua de los baños, que es una necesidad primordial, hasta lavar los platos para el almuerzo”, dijo.

“Por favor, que hagan lo posible para que no se nos vaya este año escolar así, porque ya llevamos bastante tiempo con esta precariedad”, imploró.

TARDANZA DE LOS ESTUDIANTES

Otro problema que enfrenta el centro es que los estudiantes llegan muy tarde a clases. Al respecto, la directora expresó: “Sabemos que hay muchos alumnos que viven muy lejos, y para llegar al centro tienen que caminar una gran distancia, pero si se esfuerzan pueden llegar más temprano”.

Indicó que algunos padres se quejan por esta situación, pero si ellos también ponen de su parte la situación mejoraría. Advirtió que en promedio más de 10 estudiantes se quedan fuera de sus aulas, por la tardanza.